Ads Top

Semifinal Libertadores: Noche de copas inolvidable!


Partido por semifinal de Copa Libertadores Boca Formaba con estos gloriosos jugadores: Mauricio Caranta; Hugo Ibarra, Cata Diaz, Morel Rodriguez, Clemente Rodriguez; Pablo Ledesma, Ever Banega, Neri Cardozo; Roman Riquelme; Rodrigo Palacio y Martin Palermo.


2007 hace casi 10 años de aquel partido, Boca había perdido por 3 a 1 ante Cucuta en Colombia el partido de ida de la Copa Libertadores,  el Xeneize estaba obligado a ganar por una diferencia de al menos dos goles para poder soñar con la final. Una Bombonera llena, es más, excediendo la capacidad, el hincha se preparaba para recibir  para que se juegue el partido de vuelta por la semifinal de esa Libertadores,  la mas esperada por el pueblo Bostero.

El Horario acordado para el partido era a las 20:30, la niebla cubría el barrio de La Boca. la gente impaciente ya comenzaba a llegar por Brandsen esperando para entrar a la cancha y no se veía absolutamente nada, los comentarios por ahí eran; "Si el partido empezara ahora no se podría jugar, quedaría suspendido" y la 
niebla no cesaba si no que aumentaba mucho más. En la Bombonera no se podía divisar el pasto ni las tribunas ni nada, solo nieba y más niebla, llegó la hora del partido tan esperado, y la gente que estaba con la radio en la mano anunciaba que el partido se postergaba media hora más. 

Increíblemente la niebla de a poco se empezó a disipar y el partido comenzó, no veía al 100%  en el campo pero Caranta por entonces arquero de Boca y el arquero de Cucuta Zapata le dieron el visto bueno al árbitro del juego. 

Un clima impresionante, nunca visto se vivía en la Bombonera esa noche. 

El partido arrancó complicado para Boca ya que aquel defensor con una pegada exquisita que tanto nos había hecho sufrir a los bosteros una semana atras, Bustos, estrelló un remate de tiro libre al travesaño y los colombianos cantaban euforicos "Cucuta,Cucuta,Cucuta" "Boca cabrón saluda al campeon" y "Cucuta un gol, un gol".

El primer tiempo fue parejo y Boca fue para adelante todo el tiempo sin poder vencer el arco cucuteño, hasta que de repente, ya con un poco más de niebla, Roman se generaba un tiro libre en la puerta del área y acomodaba la pelota suavemente, todos los hinchas de Boca en ese momento pensaban lo mismo; "tiene que entrar antes de que termine el primer tiempo, porque si no se nos complica la serie" y Riquelme cumplió como todos los partidos de esa Libertadores, la clavó al ángulo, la Bombonera explotó y así terminó el primer tiempo, 1 a 0. 


Al empezar el segundo tiempo la 
niebla subía y cada vez se veía menos en el campo del Alberto J. Armando, en un momento llegó a ser tan poca la visibilidad que el partido se tuvo que suspender momentáneamente ante el asombro de los hinchas de Boca y Cucuta que no sabian que iba a pasar. 
La niebla seguía acechando pero esta vez los dos arqueros le subieron el pulgar al juez y el partido siguió, desde la platea alta literalmente no se veía nada. 


Con aquel panorama de poca visión cayó un centro al área, ¿y quién estaba allá?, nada menos que Martín Palermo que metía el segundo gol de la noche ante el delirio de la gente (no vi el gol). 
Después Sebastián Battaglia metió con un cabezazo el tercer gol y en la última jugada del partido tiraron una pelota en el área y todos los corazones se pararon en el mano a mano que Caranta le tapaba al delantero del equipo colombiano. 

Cuando terminó el partido se vivió una euforia única en la cancha, creo que ese momento nunca será olvidado!


Con la tecnología de Blogger.