Ads Top

Boca: Guillermo Contra La Adversidad | Mirá Como Armará El Equipo

Pensando en terminar el año de la mejor manera.

Boca perdió más que un partido ante Racing. La derrota quedó opacada por la dura lesión de Darío Benedetto, carta de gol y principal figura del equipo, que trae una de las peores noticias del año para Guillermo Barros Schelotto.

La lesión de Darío Benedetto genera un enorme problema en Boca Juniors, aumentando considerablemente lo difícil que ya era suplir la baja de Fernando Gago. Esta inesperada lesión ligamentaria abre un debate sobre qué tiene que hacer el club para suplir a Pipa, que además de ser la máxima figura y el autor de la mayoría de los goles, era una pieza esencial en el funcionamiento colectivo, 

Aquí un escenario sobre cuáles son las opciones que tiene Guillermo.


Walter Bou es el reemplazante inmediato para Darío Benedetto, tanto por la consideración del cuerpo técnico, como porque hoy es el único 9 natural que tiene el Mellizo en su plantel. El delantero, que hizo inferiores en Boca, quedó libre y volvió al club como un refuerzo sorpresa en el 2016 al llegar desde Gimnasia de La Plata, tuvo su momento de gloria durante las últimas cuatro fechas previas al receso de mitad del Campeonato 2016/17. La Panterita ahí marcó ante San Lorenzo, River y Racing, aprovechando al máximo una lesión de Pipa y siendo clave para el título. Muy diferente es su 2017, en el cual no ha logrado marcar en los 352 minutos que tuvo en cancha. Claro, ante Rosario Central tendría su primer juego como titular en este año, dándole otro contexto para intentar demostrar que lo del certamen anterior no fue casualidad. De él depende su continuidad en la institución, ya que antes de este inconveniente todo indicaba que en enero sería vendido a México. Le quedan tres jornadas para cambiar su historia.

Oscar Benítez ha jugado como centro delantero este año bajo la ausencia de Darío Benedetto y aunque estaba a disposición Walter Bou. Junior lo hizo ante River Plate en un amistoso disputado en San Juan, que culminó con victoria por 1-0 debido a un gol suyo. Si bien no es su puesto, por velocidad y talla física, podría ser una alternativa de acá a fin de año.

Más abajo, en las inferiores, no aparecen opciones claras como para pelear por este puesto. En la reserva no funcionaron Lisandro Cabrera (1998) ni Matías Roskopf (1998), quienes no aprovecharon la salida del Chelo Torres (1997) a Talleres. En esta fecha – ante Racing – Rolando a Schiavi hizo debutar en esta categoría a Mateo Retegui (1999), decisión que tomó por lo bien que el chico jugó en la Quinta campeona y por su rendimiento para los suplentes del Mellizo en el amistoso informal contra Los Andes disputado días atrás en el que él marcó un doblete. Detrás del hijo del Chapa aparece Luciano Giménez Alanda (2000), nueve que apenas sumó minutos junto al Flaco y que viene de brillar en el título que sumó la Sexta. Aún más profundo, y con menos lugar, aparece Azarías Molina Simonetta (1998) en la Cuarta. No hay dudas que con la venta Facundo Colidio (2000) al Inter el club perdió la chance de tener un jugador de categoría y nacido en la institución para aportar en este momento. Otro caso curioso también es el de Carlos Almada (1999), que acaba de quedar libre pese a ser un gran talento y que seguramente – a través de su represente Adrián Ruoco – termine jugando en Chacarita o el exterior.

En conclusión y lo que le da un respiro a la mitad más uno es que más allá de perder al “9” por tantos meses, el entrenador Xeneize ya demostró una virtud destacable ante las adversidades. Recordemos que le costó mucho formar un once titular que se repita debido a la cantidad de lesiones que se lo impedían. Y a pesar de esto, pudo salir campeón del torneo anterior.


Con la tecnología de Blogger.